martes, 28 de marzo de 2017

apreciar lo cotidiano

Imaginemos que la fortuna nos sonriera brindándonos el regalo inestimable de un encuentro con una criatura angélica.(...) Si la conversación fuera distendida y larga, cada uno de los interlocutores se interesaría por la vida que lleva el otro. Tal vez el ángel, ante la curiosidad del mortal, le contaría algunas cosas celestiales, nunca vistas sobre la Tierra. Y cuando, en merecida reprocidad, le llegase el turno al mortal, ¿qué podría decirle éste al ángel para mantener su interés? Quizá al principio intentaría relatarle algún acontecimiento extraordinario vivido por él, o referirle visitas a lugares singulares de nuestro planeta, pero, al cabo de un rato, y advirtiendo que así se anda lejos de alcanzar lo deseado, caería en la cuenta de que, para el ángel, lo más interesante quizá fuera lo que para nosotros es lo más conocido y ordinario. La sencillez de nuestra vida cotidiana sería, a ojos del ángel, lo más "extraordinario" (...)

Ésta es la clave: "Enséñale lo sencillo". Evitemos buscar siempre lo extraordinario, admirémonos de lo simple y llano y aprendamos a apreciarlo porque, desde cierto punto de vista, es lo más sublime de todo.


Josep Maria Esquirol en La resitencia íntima. Ensayo de una filosofía de la proximidad. Barcelona 2015. Acantilado.

lunes, 27 de marzo de 2017

la kasa del parque







Visito la Kasa del parque, una casa okupa en el Parque Gasset de Ciudad Real, donde viven y organizan actividades unas diez personas, que hoy pillo embalando ropa para despejar el terreno y huir del síndrome de Diógenes. Lo que más llama la atención desde fuera es un magnífico y grandioso mural en una de sus fachadas, antes muro de vecindad, y que surgió a partir del Hip Hop Fest, pintado por el daimieleño Antonio Laguna. A la entrada tiene un pequeño huerto con acelgas, coles, y plantas aromáticas y medicinales. Ahora están empeñados en crear un grupo de consumo para algunos huertos ecológicos de la provincia. También hacen exposiciones, talleres y conciertos en su maravilloso patio empedrado. ¡Suerte para todos ellos! 


domingo, 26 de marzo de 2017

lucha y fracaso

Habría que comprender que las cosas no tienen remedio y sin embargo estar decidido a cambiarlas. -Scott Fitzgerald

Es posible que la vida de una persona se convierta en sólo una larga serie de errores, y que al final, cuando llega, es sólo un ejemplo más de una cadena de malas decisiones. La cuestión es que la mayoría de estos errores fueron realmente prestados de otras personas. Tomó sus malas ideas y, por cualquier razón, las hizo propias. -Justin Cronin

fracaso01

Manchas de lacre sobre huevera de cartón.

cosecha diaria (50)

Acelgas de campo, ajetes y dos tipos de lechuga.

sábado, 25 de marzo de 2017

cantautores en el pachamama









Divertido concierto de los cantautores Guille Dinnbier y Lucas Masciano en la tetería Pachamama. Me reafirmo en que cuanto más bruto y rápido el dibujo, más me convence y entretiene, y que la línea fina tiende a ser relamida y preocupante. Sobre los personajes, sentí a Guille luchando contra su timidez, sin acabar de creérselo, inseguro, pero curioso y con capacidad de sorpresa. Y a Lucas con desparpajo y de fácil comunicación, muchas tablas y muy argentino; pero por encima de todo, como de vuelta de la vida, de qué me vas a desir que yo no sepa. Vi a Guille viviéndolo y a Lucas actuando. Y habíamos venido a un espectáculo.

viernes, 24 de marzo de 2017

concierto de los van van en 2001


Macroconcierto de Los Van Van en el Malecón de La Habana, junto al Hotel Nacional, en 2001.


Juan Formell con los Van Van




Los Van Van es una banda cubana liderada por el bajista Juan Formell, y es la banda cubana posterior a la revolución más reconocida. Formell, y los ex-miembros Changuito y Pupy son algunas de las figuras más importantes de la música cubana contemporánea. 


En 1967, Formell se convirtió en director musical de la orquesta de charanga de Elio Revé. Formell reformó el grupo en Changüí el 68, y luego fundó su propio grupo, Los Van Van, el 4 de diciembre, el 1969. 

Juan Formell estaba convencido de que podía capturar la imaginación de la generación más joven de Cuba mediante la infusión de arreglos de Revé con elementos de rock de norteamericano y de un nuevo estilo extraño que él llamó changüí 68. A principios del siguiente año, casi exactamente una década después de que la banda de Revé había abandonado el barco para formar la orquesta Ritmo Oriental. Formell incitó el más famoso de los motines y se fugó con la mayoría de los músicos para formar un grupo que se ha alojado en la verdadera vanguardia de la música de su país más que cualquier otro. Formell en un principio se basó en gran medida rn las canciones y las tendencias estilísticas de su trabajo previo con Revé. Las armonías, nunca antes escuchadas en la música cubana, fueron claramente tomadas del pop norteamericano bailable. Su repentina popularidad comercial hizo añicos las limitadas fórmulas en armonía de la música popular cubana, a la que las otras bandas fueron fieles durante tanto tiempo. Rítmicamente, el grupo de 1969 hizo la transición del Changüí 68 a la primera encarnación de un estilo, que Formell llama "songo".

Los Van Van originales fueron: Juan Formell (líder, bajo, voz); Orlando Canto (flauta); Raúl "El Yulo" Cárdenas (congas); Blas Egües (batería); Luis Marsilli (violonchelo); José Luis Martínez (guitarra eléctrica y voz); Julio Noroña (güiro); Pupy Pedroso (teclado); Miguel Ángel "Lele" Rasalps (voz); Guillermo Sánchez (guitarra eléctrica), y Gerardo Miró, Jesús Linare, Fernando Leyva, e Iván Rocha (violines).

José Luis "Changuito" Quintana sustituyó a Egües en 1970. Changuito amplia en gran medida los parámetros del songo e introdujo una técnica revolucionaria de congas y timbales, mediante la incorporación de los rudimentos del tambor de trampa. Changuito es el percusionista cubano más influyente de la segunda mitad del siglo XX.

La aportaciones rítmicas de Changuito coincidieron con la maduración de Formell como compositor y los lanzaron durante un período de seis años, que por sí solo habría sido suficiente para establecerlos como una de las bandas más importantes de Cuba. Las grabaciones de 1970 a 1976 son el punto de partida definitivo para cualquier persona que quiera aprender sobre el género enigmático del songo.

En 1974 el cantante Pedro Calvo dejó la orquesta Ritmo Oriental para unirse a Los Van Van. Calvo afrontó la banda durante dos décadas. Los Van Van estrenan composiciones de Pedro Calvo, José Luis "El Tosco" Cortés, y Pupy Pedroso, que llegaría a convertirse en el segundo compositor más prolífico del grupo después de Formell. En 1980 Formell tomó la inusual decisión de añadir trombones a su formato de charanga. 


Los Van Van han logrado consistentemente adaptar su estilo a los tiempos, y siguen siendo, después de 35 años, la orquesta de baile más popular de Cuba. Junto con el pianista César "Pupy" Pedroso, Juan Formell ha escrito algunos de los versos más intrigantes en la música de baile popular, incluyendo las historias que se ejecutan en varios álbumes y, en contra de las tendencias de la timba, todo tipo de comentario social. Ambos artistas son maestros indiscutibles del doble sentido en una cultura musical en el que múltiples significados en letras son omnipresentes. De hecho, el título de la banda es, probablemente, la intención de evocar los novedosos y convincentes ritmos del nuevo sonido de la banda de Formell, por eso el nombre de la banda se podría traducir como "aquellos que vayan, van (también se ha sugerido para traducir como su nombre como algo así como el go-gos! ). Cuando César "Pupy" Pedroso, su pianista y miembro fundador, dejó la banda en 2002 fundó su propia banda Pupy y Los Que Son Son, que es probable que un nombre con un triple sentido. La palabra son puede significar tanto a sonido como al son de la música tradicional, originarios de las provincias orientales de Cuba, de la que la salsa estilo cubano puede tener su origen. También es una referencia a la expresión idiomática española "los que pueden, lo hacen", presumiblemente como una especie de guiño a la expresión "aquellos que no pueden, enseñan".


jueves, 23 de marzo de 2017

bares y cafeterías de ciudad real (16)









La taberna Vinàlia, en la calle Lanza, merece una especial atención. Hasta ahora no había aparecido porque está escondida tras una tienda gourmet. Tiene una carta de vinos impresionante, cervezas artesanas, tapas de cocina, a las que les falta un poco más de elaboración, y una camarera simpática. El sitio es agradable aunque, al ser interior, es mejor visitarlo por la noche. Los jueves ya anuncian conciertos de jazz. El café bar 6 Hermanos, en la Avenida del Rey Santo, es un clásico; los jubilados se juegan las cañas a los dados. En el vacío bar Castellanos, en el Paseo Carlos Eraña, me envenenan con el café. En el bar del Hostal Frasca, en la Plaza de Agustín Salido, tienen botellines de Mahou y tapas mediocres, y una decoración espantosa con todas las superficies cubiertas de fotos de vinilo con el Rocío y caballos galopando; solo se salva la terraza, que ya empieza a recrear. The Cupcakery Café, es una franquicia estadounidense en la calle Ciruela; este chaval del dibujo y su madre la llevan, el café no está mal, pero los dulces tienen un aspecto de muy poco saludables. El Charly-Bar es un bar colombiano, en la calle Conde de la Cañada, con fritanga de su tierra: plátano maduro, mandioca, empanadas de ternera, chorizo latino... entre un euro y 1,50; lo peor es que el olor que te llevas te delata. La chocolatería churrería bar Ángel, en la calle Abén Canes, es un bar de barrio de clientes fijos con porras y tallos todo el día. La Cervecería Dallas, en la esquina de Luz con Hervás y Buendía, tiene una buena colección de tapas frías y calientes y una buena parroquia cervecera, y es barato. La Taberna Mediterránea Cano's, en pleno centro, Hernán Pérez del Pulgar, tiene tapas elaboradas por dos euros la caña en un ambiente de pijoteo manchego en un decorado de campiña francesa con tomillo y olivas, y conversaciones de negocios y setas; muy turbio para ir solo.

miércoles, 22 de marzo de 2017

la foto de la muerte se parece a una radiografía

Pienso que la muerte para un cánido es un esqueleto de cuatro patas con una soga en el cuello. Una soguilla de esparto de esas con las que cosían los sacos y colgaban a los perros de las olivas cuando habían sufrido un grave accidente, habían sido envenenados, se habían vuelto locos o ya no servían para nada. Tranqui tiene algo parecido que le ronda detrás de la oreja. Algo que lo tiene triste y débil. Algo que le hace parecerse a esa parca disfrazada de Tranqui, con su traje negro.

martes, 21 de marzo de 2017

el hombre lleno de heridas


El hombre de las heridas desde MS de Wellcome Library. 49

Este hombre con la piel llena de cortes y lesiones sangrantes, con los cuchillos, lanzas y espadas de diferentes tamaños que permanecen en la piel, que parece un puercoespín de los objetos punzantes que lleva en su cuerpo, con marcas de laceraciones y arañazos de espinas, con inflamaciones de glándulas azuladas que sugieren que ha contraído la peste, acosado por animales rabiosos, arañas, serpientes, escorpiones, abejas, incluso algún sapo destrozando sus entrañas... a pesar de todo este catálogo de maldades, permanece vivo. Y está vivo porque es un un hombre optimista que no representa todas las posibles maldades que pueden ocurrir, sino todas las posibles curas que se conocían y se dispensaban en la práctica de la medicina medieval tardía.

Manuscrito de finales del siglo 15 (Aquí)
Las versiones más antiguas conocidas de este hombre lacerado aparecieron en el umbral del siglo XV, en libros sobre el arte quirúrgico, especialmente en el sur de Alemania asociados con el renombrado cirujano Würzburg Ortolf von Baierland (murió antes de 1339). Acompañando a un texto conocido como "Wundarznei" (La cirugía), estos primeros hombres se presentan como un esquema humano de contenidos para las curas. En el libro de 1420 de la Biblioteca Wellcome, ya aparece la figura atacada por numerosas armas y también textos. Esparcidos a su alrededor hay números y frases, que indican en qué parte del texto se podría encontrar una cura particular. Por ejemplo: al lado de la araña que se arrastra encima del muslo, una frase remite al lector a la sección adecuada para una cura: "Wo Eine Gesticht spynne, 20" ( "En el caso de una mordedura de araña, 20"). 

Hombre del zodiaco. Wellcome Library
Este hombre lacerado y torturado fue una manera conveniente para los cirujanos medievales para navegar por sus textos, pero también fue un recordatorio de detención para los profesionales y los pacientes del conocimiento vital contenido dentro de tales manuscritos. Fue una prueba viviente de la eficacia de la empresa quirúrgica, y una inclusión popular en obras médicas junto con una amplia variedad de imágenes relacionadas que trazan las enfermedades, los signos del zodiaco (ver imagen de la izquierda), los puntos de derramamiento de sangre, y esquemas anatómicos en un ser humano dispuestas de manera similar cuerpo. Véase, por ejemplo, esta entrada del blog Biblioteca Wellcome en la imagen "Mujer de las Enfermedades". Nos muestra una idea distinta del Medievo europeo, nos recuerda que era en realidad un período de intensa actividad con los tratamientos médicos innovadores, un enlace vital entre las curas del mundo clásico y desarrollos que iban a seguir en la medicina del primer Renacimiento.

fascículo medicinae (1491), Bayerische Staatsbibliothek
Y allí perduró nuestro hombre herido. Con la adopción de nuevas tecnologías de impresión en la segunda mitad del siglo XV, la producción europea de libros se sometió a un cambio importante al pasar de manuscritos a la página impresa. Un libro en particular, un tratado en latín publicado por primera vez en Venecia en 1491, conocido como "Fascículo de la Medicina", fue el primero en traducir a nuestro fascinante hombre sangrante en forma impresa. Los objetos cortantes siguen colgando, pero más estilizados, y el cuerpo coge una forma de "S" al estilo del arte italiano del momento. Le acompañan una serie de cuadros de texto flotantes alrededor de la figura que llaman la atención del lector sobre enfermedades y curas particulares. El libro en su conjunto era excepcionalmente popular, reimpreso de Amberes a Zaragoza, y traducido al italiano, español y holandés. Algunas versiones de lujo se dibujaron y colorearon a mano (aquí podemos ver un ejemplo en que la piedra de la cabeza se ha convertido en un pequeño casco).

Das Buch der cirurgia (1497
En Estrasburgo en 1497, nuestro hombre apareció en la portada de un libro del cirujano Hieronymus Brunschwig (ca. muerto 1512) titulado "Das Buch der cirurgia" (El libro de la cirugía). A pesar de que todavía presenta sus heridas, es más delgado y con el pelo más largo, pero lo que destaca es que no se acompaña de ningún texto. En lugar de actuar como un índice específico de un tratado quirúrgica, como lo hizo en los manuscritos medievales, aquí la herida hombre representa algo mucho más grande: se presenta como una forma de realización de la cirugía, muestra con orgullo las graves heridas que el propietario de tales un libro de cirujía está calificado para tratar.

En 1517, el cirujano militar alemán Hans von Gersdorff (ca. 1529 murió) lo convierte en un herido de guerra, incorporándole un par de balas de cañón en la muñeca y la espinilla. En 1678, el cirujano de Londres, John Browne en su "Discurso completo de heridas" vuelve a pasear a nuestro hombre herido, esta vez con una desnudez neoclásica casi limpia de artilugios.

Hans von Gersdorff Feldbuch der Wundarznei (1530)
Grabado por Robert White apareció en Discurso
Completo de Heridas
 (1678) de John Browne